CASO AVÍCOLA VILLALOBOS
Hacer una pregunta…
K

Los Hechos

En 1963, Juan Arturo Gutiérrez, junto con su hermano y hermana, fundaron Avícola Villalobos SA en Guatemala, poseyendo cada uno un tercio de la propiedad. La tragedia ocurrió en 1974 cuando un accidente de avión cobró la vida del hermano y el cuñado de Arturo. Arturo dirigió el Grupo Avícola Villalobos desde su inicio hasta 1982, cuando trasladó a su familia a Canadá y transfirió el control de las empresas a sus sobrinos. En esta transición, Arturo consolidó sus acciones en Lisa SA, una empresa panameña que comenzó a recibir dividendos anuales del Grupo Avícola Villalobos.
Juan Arturo Gutiérrez también poseía una participación del treinta y tres por ciento en Multi-Inversiones, Pollo Campero, Molinos Modernos, Pasta INA y diversas empresas que actualmente están consolidadas y controladas por Corporación Multi-Inversiones SA (CMI) en Guatemala, la cual él gestionó y expandió hasta su partida a Canadá en 1982.
En la década de 1990, los sobrinos de Arturo se acercaron a él para comprar sus acciones en las empresas. Después de completar la venta de Multi-Inversiones, Pollo Campero, Molinos Mordernos y las otras empresas que ahora se reconocen como el Grupo CMI, sus últimas acciones restantes son su participación en el Grupo de empresas Avícola Villalobos. En el transcurso de las negociaciones, Arturo obtuvo estados financieros destinados a Juan Luis Bosch Gutiérrez, que divergían significativamente de los estados que él había estado recibiendo. Este descubrimiento dio lugar a una investigación que reveló que CMI mantenía registros financieros duplicados, manipulando las cifras de ingresos para defraudar a Arturo del 30-40% de sus dividendos y evadir impuestos.
En 1999, Lisa SA inició un litigio multinacional contra el Grupo Avícola Villalobos y los accionistas Bosch Gutiérrez y Gutierrez Mayorga. Al iniciarse el litigio, el Grupo Avícola Villalobos dejó de compartir datos financieros y comenzó a retener los dividendos de Lisa SA.
Durante la siguiente década, la batalla legal de Lisa enfrentó desafíos para determinar la jurisdicción adecuada para el litigio. El caso llegó a juicio en 2008 en la Corte Suprema de Bermudas contra Avícola Villalobos SA y Leamington Reinsurance Company Ltd., una entidad controlada por CMI que recibía primas de seguro sustanciales del Grupo Avícola Villalobos, pagándolas como dividendos para beneficiar a las familias Bosch Gutiérrez y Gutierrez Mayorga. El tribunal falló a favor de Lisa SA, determinando que el Grupo Avícola Villalobos mantenía dos conjuntos de registros financieros para defraudar a Lisa SA de su parte completa de dividendos y utilizando a Leamington para distribuirlos a las familias Bosch Gutierrez y Gutierrez Mayorga. El tribunal atribuyó la responsabilidad de este engaño a CMI en lugar de Avícola Villalobos.
El litigio en curso entre Lisa SA y el Grupo Avícola Villalobos continúa en Guatemala y Panamá, con varias resoluciones que favorecen los esfuerzos de Lisa SA para recuperar décadas de dividendos adeudados, estimados en cientos de millones de dólares.